Como funciona

Elige el electroestimulador que más se ajuste a tus necesidades

Todo lo que necesitas saber sobre las terapias de electroestimulación más efectivas para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

La electroestimulación también puede ser una terapia bastante válida en la estimulación de ciertas áreas musculares que son más delicadas. De hecho, la terapia de electroestimulación, nacida en los años 70, nació principalmente para la estimulación de varios grupos musculares. Las terapias se diseñaron principalmente para mejorar la resistencia de los músculos y, por lo tanto, para aumentar el rendimiento de los deportistas. Con el tiempo, sin embargo, con el descubrimiento de otros beneficios derivados del uso de electroestimuladores, estos instrumentos se aplicaron a muchos otros campos.

Actualmente, las terapias de electroestimulación se aplican en el ámbito médico, en la fisioterapia y la rehabilitación, en el atletismo y el deporte e incluso en el campo de la medicina estética. Por lo tanto, las aplicaciones de estas terapias son muy variadas y los resultados que se pueden obtener son también muy buenos. Por ejemplo, la vid de electroestimulación también se utiliza para fortalecer los músculos del suelo pélvico. ¿Qué son los músculos del suelo pélvico? ¿A qué tipos de problemas pueden estar sometidos? ¿Puede la electroestimulación ser una buena terapia para los músculos del suelo pélvico? ¿Cuáles son los tratamientos más eficaces para esta zona? ¿Qué beneficios puedes obtener aplicando la electroestimulación a los músculos del suelo pélvico? ¡Averigüémoslo juntos!

Suelo pélvico

El suelo pélvico es una región muscular de nuestro cuerpo que tiene forma de romboide. Es una zona muscular que se encuentra en una posición protegida, si no casi oculta, pero que es de fundamental importancia para la salud y el bienestar de toda mujer. La función principal del suelo pélvico es apoyar los órganos pélvicos, es decir, el útero y la vejiga. Esta región muscular se divide en tres partes: el diafragma pélvico, el diafragma urogenital y los esfínteres, que a su vez consisten en otros 4 músculos.

Toda esta área muscular es de fundamental importancia para las mujeres. Por esta misma razón es importante conocer y prevenir cualquier trastorno que pueda afectar a los músculos del suelo pélvico . Estos desórdenes pueden causar problemas de varios tipos a los diversos músculos del suelo pélvico.